Noticias

07 de Junio 2018

¿Qué es una Asamblea Mundial CVX?

La Comunidad de Vida Cristiana es una asociación internacional de fieles cristianos - hombres y mujeres, adultos y jóvenes, de todas las condiciones sociales - que desean seguir más de cerca a Jesucristo y trabajar con Él en la construcción del Reino. Sus miembros integran pequeños grupos que forman parte de comunidades más amplias a nivel regional y nacional, constituyendo UNA Comunidad Mundial, y están presentes en los cinco continentes y en más de 60 países.



De acuerdo a los Principios Generales, la Asamblea General es el órgano supremo de gobierno de la CVX. Está compuesta por el Consejo Ejecutivo Mundial y la delegación de cada Comunidad Nacional. Cada delegación consta, normalmente, de tres delegados, uno de los cuales debe ser el Asistente Eclesiástico o su representante. Cada Comunidad Nacional tiene un voto, y las decisiones se toman con un espíritu de discernimiento por mayoría de votos, supuesto que haya quorum.

¿Cuáles son los propósitos de una Asamblea General?

  1. Aprueba los informes de actividades y financieros del período transcurrido desde la última Asamblea General;

  2. Define las políticas y orientaciones a seguir hasta la próxima Asamblea General;

  3. Decide la política financiera a seguir;

  4. Decide sobre las enmiendas propuestas a los Principios y Normas Generales;

  5. Confirma el establecimiento de nuevas comunidades nacionales;

  6. Elige el Consejo Ejecutivo para el período que va hasta la próxima Asamblea General.


La Asamblea Mundial se realiza cada 5 años. Así pues, luego de la última celebrada en 2013 en el Líbano, del 22 al 31 de julio del 2018, se desarrollará la XVII Asamblea Mundial en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.



Para esta próxima Asamblea Mundial, el tema elegido ha sido “CVX, un regalo para la Iglesia y para el mundo”.

El pasaje de la Escritura elegido nos habla de un proceso de conversión y de respuesta acogiendo la gracia de Dios recibida: “¿Cuántos panes tienen? Vayan a ver” (Marcos 6,38)

La gracia que pedimos al Señor en nuestra Asamblea es: “Deseamos mayor profundidad e integración en la vivencia de nuestro carisma CVX en el mundo de hoy”. Confiar en todo lo que nos ha sido dado ya, vivirlo en plenitud integrada desde nuestra comunidad, espiritualidad y vocación apostólica, y donarlo al mundo.