Noticias

27 de Julio 2018

Día 5. Historias de primera mano: Comunidad y Asamblea a medio camino



¿Qué hemos vivido, visto y oído los  primeros cinco días de Asamblea?Informes institucionales y financieros de los último 5 años del ExCo (Consejo Ejecutivo Mundial), mensajes del Papa Francisco y del Cardenal Kevin Farrell (Prefecto del Dicasterio para Laicos, Familia y la Vida) enviados para esta ocasión, presentación del pensamiento histórico del Papa Francisco, la palabra y reflexiones de compañeros de otros países, los anhelos y temores de la comunidad local (Parroquia San José) que pudimos visitar, expresiones culturales de los países presentes durante el Día Abierto de ayer jueves 26, entre otras cosas.

A ratos, creo que nos hemos mirado mucho el ombligo. Reconocemos mociones, consolaciones y desolaciones en el transcurso de nuestros 50 años pero nos falta volcar la mirada y el corazón hacia la realidad social, cultural, política y económica de nuestros países. La apertura que significó el Concilio Vaticano II, de la cual CVX es heredera, no podemos perderla por una excesiva introspección. Por otro lado, nos han propuesto una metodología de discernimiento comunitario que se torna difícil de seguir. Significa aunar ánimos y criterios. Esto no es fácil cuando tienes 200 personas en la Asamblea, con horarios propios de una casa de retiro, hablando 3 idiomas, con realidades nacionales tan distintas. La fatiga se acumula y la lluvia de los dos últimos días hacen necesario ventanas para descansar, renovar energías y decantar lo vivido.

Ayer pudimos compartir con el Asistente Eclesiástico Mundial, Arturo Sosa, Superior General de la Compañía. Además de su picardía latinoamericana y profundidad ignaciana me sorprendió positivamente su visualización sobre los desafíos del catolicismo. Muy en línea con las reflexiones más actuales en filosofía y sociología señaló que la secularización puede ser una oportunidad para un cristianismo de opción y no obligación. Es decir, cristianos que eligen serlo y que no están forzados por tradiciones culturales o familiares. Asimismo lo noté muy lúcido en la necesidad de que la CVX y la Compañía de Jesús sigan fortaleciendo la colaboración en favor de la construcción del Reino.

Nos hemos emocionado con la compañía de Magdalena Palencia, de México, que está en CVX desde las Congregaciones Marianas y nos ha ayudado a desentrañar nuestra historia para atrás. Ha sido reconfortante escuchar los diferentes aportes de Chile a la CVX iberoamericana: materiales de formación, encuentro Mini Manila, renovación generacional, entre otros. El pontificado de Francisco, por su parte, ha confirmado nuestras fronteras apostólicas mundiales con Laudato Si’ (Globalización, Pobreza y Ecología), Amoris Laetitia (Familia) y el Sínodo de Jóvenes. Creo que como nunca antes he podido constatar la “unidad en la diversidad” como una gracia, más que deber y cliché. Finalmente, hemos celebrado que Vietnam, Lituania e Islas Mauricio hicieron su ingreso oficial como países miembros de la CVX (o Christian Life Community – CLC, como se dice en inglés).

Somos una comunidad y una asamblea viva, a medio camino, deseando mayor profundidad en integración en la vivencia de nuestro carisma CVX en el mundo de hoy.

Javier Cifuentes Ovalle (CVX Chile)