Noticias

29 de Julio 2018

Día 8: Como comunidad CVX estamos llamados hoy a…

El día de hoy marcó el final del proceso de discernimiento guiado por el Equipo ESDAC. A su vez, fue el primero de tres días que, en el itinerario de la Asamblea, están agrupados bajo el nombre de Caminos a seguir por CVX. Ciertamente, hubo algo de eso.

En la mañana se nos invitó a pedir la gracia de una mayor profundidad e integración de nuestro Carisma CVX. Resuenan las palabras de Marianne Williamson que pronunció Mandela durante su investidura, y que fueron leídas en el plenario: “Eres un hijo de Dios. Que juegues en pequeño no le sirve al mundo”. Hay mucho allí del mensaje de Francisco a los jóvenes: “No balconeen la vida”. Y una tercera imagen que me gustaría traer a la memoria: el sentimiento de que estamos construyendo nuevos odres para el vino nuevo. Esa identidad actual de la CVX, su nombre de gracia es el engranaje que permite continuar el movimiento de los tres pilares que se expresan en nuestro carisma: comunidad, crecimiento espiritual y misión.

Para cerrar la mañana, los grupos fueron compartiendo los frutos que responden a lo que nos sentimos llamados y los fueron colocando en forma de espiral en el centro de la carpa. Para la tarde, el ESDAC había convertido ese espiral en un dominó con tres ejes principales: 1) Salir al camino como compañeros de Jesús para ser testigos de la luz de Cristo en el mundo; 2) Hace referencia a nuestra identidad como CVX y el discernimiento laico ignaciano como herramienta. Éste resulta el eje principal; y 3) Conscientes de nuestra condición de pecadores-perdonados que quieren salir al servicio a sanar las llagas de Cristo.

El día se fue terminando con profundo agradecimiento por tanto bien recibido. Con alegría y esperanza. Lo vivido estos días, es lo que sucede cuando nos ponemos en las manos de Dios. Hacemos experiencia de Dios y eso nos lleva a momentos de mayor consolación o momentos de duda, desconfianza. Pero hoy se va pudiendo visualizar los frutos que se van recogiendo y hacen al eje de lo que es el carisma CVX.  Esos frutos, ese horizonte está, ahora en nuestras manos y en las manos de Dios.

Un detalle bien importante. Tanto el inicio del día como el cierre del mismo, nos pusimos en manos de María. Le pedimos al inicio que nos mostrará la vía para llegar al Padre y a sus pies ofrecimos los frutos del trabajo de estos días. María, Señora del Camino, ponnos con tu hijo.

 

“No el mucho saber harta y satisface al anima, más el sentir y gustar de las cosas internamente” (EE.EE 2)